Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


dimanche, 29 mars 2020

 
 

 

Coronavirus : Llamamiento internacional de los centros de llamadas

Accueil > Sectores (Cast) > Telemarketing > Coronavirus : Llamamiento internacional de (...)

Nuestras vidas valen más que sus lucros

Desde hace varias semanas, millones de trabajadores y de trabajadoras de todo el mundo siguen trabajando en sus centros de llamadas recibiendo o incluso emitiendo para vender suscripciones telefónicas o seguros...

Los y las asalariadas de las multinacionales de Relation Client subcontratada (Teleperformance, Concentrix, Attento, Comdata, Sitel o Majorel...) en subcontratación siguen siendo amontonádos y amontonadas por centenas en bandejas de producción o, a veces se sustituyen en los puestos de trabajo sin limpieza ni material apropiado y pasandose los auriculares.

Todos los días, los trabajadores y trabajadoras del sector se ven obligados y obligadas a desplazarse para trabajar con el riesgo de contraer o transmitir el coronavirus... ¿Por qué motivo ? Para prestar servicio al cliente, vender o animar las redes sociales... para las UBER, Google, Engie, Orange y otros Amazon, Air B’N’B, Bell Canada...
Nuestra pregunta es sencilla : ¿Por qué, dada la urgencia sanitaria que vivimos, nuestros oficios serian esenciales ? Si si, ¿en qué ?

Los incidentes se siguen acumulando, ya que la proximidad y las condiciones de trabajo son un terreno muy propicio para la propagación del virus. Los centros anuncian infecciones todos los días a veces por decenas y cierran para reabrirlas unas horas o días después.
¿Trabajo, confinamiento, dinero ? ¿Dónde está el ser humano ?

Los sindicatos UGTT (Túnez, Sud-Solidaires (Francia), UMT (Marruecos), CGT (Estado español), SYNTIC (Camerún), STCC (Portugal) CSC/CNE (Belgica) denuncian la falta de protección que subsiste en los centros de llamadas. Aquí o allí, los gobiernos llaman a los confinamientos y explican que hay que seguir trabajando (Túnez, Francia, Marruecos...). Nuestros jefes llegan ahora a pedir la intervención de las fuerzas del orden para obligarnos a trabajar como lo ocurrido en Francia.

Para ellos, poner en peligro a los trabajadores y trabajadoras no tiene ninguna importancia al lado de la continuidad del servicio y, sobre todo, de sus lucros. En todo el mundo la movilización se organiza a través de convocaciones a la huelga (Portugal, Túnez...), peticiones como en Grecia o en Francia. En Perú, los empleados y empleadas de Konnecta tuvieron que llamar a las autoridades para alertar sobre el peligro que corrian después de un caso descubierto en el set, y asi obligar la empresa a cerrar... En otras palabras, los trabajadores y trabajadoras que cada día van a trabajar con la angustia de ser contagiados y contagiadas, como en este centro albanés de Teleperformance que hoy tiene más de 100 personas en cuarentena...

En Francia, algunas empresas, bajo la presión de los asalariados y asalariadas, acaban de anunciar su cierre en vista del peligro : Pro Direct, Booking.com... En Túnez, Concentric, Mezoo... ¡Por lo tanto es posible !

Los sindicatos UGTT (Túnez, Sur-Solidarios (Francia), UMT (Marruecos), CGT (Estado español), SYNTIC (Camerún), STCC (Portugal), CSC/CNE (Belgica) nos negamos a poner en peligro la vida de nuestros colegas y de nuestras familias al seguir produciendo un servicio sin sentido y sin seguridad. Exigimos el teletrabajo dondequiera que la red y las condiciones lo permitan. Cuando esto no es posible y donde el servicio es esencial, como el servicio de información del COVID 19, exigimos el mínimo de protección :
• Gel hydroalcolico , jabón, toallitas húmedas disponibles continuamente para los asalariados ;
• Máximo de 50 personas por lugar de trabajo ;
• Un metro de distancia entre cada empleado ;
• Evacuación de los locales hasta la desinfección de los locales en caso de que se demuestre o se sospeche que se ha producido una infección de un empleado ;

¡Sin estas medidas, exigimos que se detenga la producción !
Los trabajadores subcontratados, feminizados y muy precarios del sector no quieren ni aceptarán ser la carne de cañón del sistema capitalista.

• Reafirmamos que, más que nunca, ¡nuestras vidas valen más que sus lucros !
Por lo tanto, exigimos el cierre de todos los centros de contacto no esenciales en todo el mundo. No dejaremos que ningún colega en el mundo muera por nosotros...
Desde hace 12 meses exigimos el pago íntegro de nuestra remuneración media. Las multinacionales del sector no deben aprovechar la crisis para ahorrar dinero en países donde la legislación es menos protectora. La dirección tiene que pagar nuestro salario
• Exigimos la suspensión de las sanciones por los derechos de retirada, las ausencias y la suspensión de los despidos.

Exigimos el cierre de todos los centros no esenciales para la actividad en todo el mundo.

Voir en ligne :
Apoyarnos firmando nuestra petición