Red Internacional de Solidariedad y de Luchas


Sábado, 19 de septiembre de 2020

 
 

 

Después de 26 años de dictadura, ¡apoyo al pueblo de Bielorrusia!

Portada del sitio > Internacional > Europa > Después de 26 años de dictadura, ¡apoyo al (...)

Tras 26 años de dictadura y una enésima mascarada electoral el domingo 9 de agosto de 2020, el pueblo bielorruso salió a la calle la noche de los resultados que anunciaron la "reelección" del dictador Alexander Lukashenko con el 80% de los votos contra el 10% de su principal oponente.

En este país de casi 10 millones de habitantes, la oposición siempre ha sido sistemáticamente reprimida con violencia. Amnistía Internacional informa regularmente de abusos de los derechos humanos: periodistas y opositores detenidos, la pena de muerte aún vigente, la corrupción y los favores del clan del dictador. A la par, los derechos laborales de la clase trabajadora son continuamente vulnerados, así como la violencia contra las mujeres silenciada y ocultada. Frente al intento de normalización y continuidad de toda esta violencia contra la población, el pueblo de Bielorrusia se ha levantado con determinación para hacer valer sus derechos más básicos.

El día de las elecciones, se observaron numerosas falsificaciones e irregularidades en todo el país. La tarde de los resultados el pueblo belarus no aceptó que se le despreciara de nuevo. Decenas de miles de ellos salieron a las calles, desafiando al OMON (la policía antidisturbios) y a las autoridades de todo el país. Demostraciones de una escala sin precedentes desestabilizan aún más la versión oficial del Gobierno bielorruso. Desde el domingo 9 de agosto, las manifestaciones han sido diarias y masivas, la represión ha sido muy fuerte: al menos dos manifestantes han sido asesinados, se han contabilizado más de 7000 detenciones arbitrarias, se han multiplicado los testimonios de violaciones, palizas y humillaciones por parte de las fuerzas de seguridad y la policía ha justificado el uso de armas de fuego contra la multitud.

Se han hecho llamamientos a la huelga general, muchas fábricas están en huelga y el movimiento parece extenderse por todo el país. Miles de trabajadores de las principales fábricas de Belarús han votado a favor de la huelga, como en la fábrica de maquinaria minera e industrial BELAZ, el buque insignia de la economía del país. Los trabajadores del ferrocarril, el personal del hospital, los trabajadores de la informática y la química han dejado de trabajar. Los ultimátums en muchos sectores de actividad han sido emitidos por los empleados exigiendo la renuncia del dictador y la liberación de todos los prisioneros políticos. Los funcionarios públicos renunciaron.

Más que nunca debemos mostrar solidaridad con los manifestantes de Belarús: Además de la confiscación de todos los recursos del país por el dictador Lukashenko y su clan, Belarús ha sufrido una grave crisis económica durante varios meses. Además de negar la realidad del avance de la epidemia en el país, el dictador Lukashenko aconsejó a su pueblo que bebiera vodka para protegerse del virus, lo que aumentó aún más la desconfianza de los belarusos hacia el gobierno.

Las organizaciones miembros de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas apoyan la huelga general en curso y las manifestaciones populares que exigen la salida de Alexander Lukashenko y el respeto a los derechos humanos en Bielorrusia. Condenamos enérgicamente la brutal represión de un régimen que sólo tiene este argumento para mantenerse en el poder y exigimos la liberación de todos los presos políticos en prisión.