Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


lundi, 29 novembre 2021

 
 

 

EDF México : ¡no a la ecología colonial !

Accueil > Internacional > Américas > EDF México : ¡no a la ecología colonial (...)

En el sur de México, el Istmo de Tehuantepec es una de las regiones más ventosas del mundo, por lo que está sufriendo una invasión masiva de empresas multinacionales, que desarrollan parques eólicos hasta donde alcanza la vista, sin tener en cuenta los derechos de las poblaciones indígenas y campesinas locales. La filial de EDF Renouvelables, Eolicas de Oaxaca, está a punto de iniciar las obras de su cuarto parque eólico en esta región, que consistirá en la instalación de 62 nuevos aerogeneradores en una superficie total de 4708 ha, la mayoría de las cuales son tierras agrícolas.

Nos oponemos firmemente a la instalación de este nuevo parque eólico, cínicamente llamado "Gunaa Sicarù "mujer bonita", sabiendo que este proyecto :

  • • Beneficia a las multinacionales y no a las poblaciones locales : los parques eólicos del Istmo de Tehuantepec producen energía exclusivamente para determinadas multinacionales, como Coca-Cola, Walmart o Bimbo (multinacional mexicana de la alimentación) y no benefician a las poblaciones indígenas locales que, irónicamente, siguen pagando muy caro su electricidad.
  • • Destruye de forma masiva e irreversible los ecosistemas del Istmo de Tehuantepec : muerte de aves, contaminación acústica, cambios microclimáticos, escurrimiento de petróleo de las turbinas y desaparición de peces y camarones de la laguna. Dado que la pesca tradicional es una actividad económica clave en el istmo, este daño medioambiental es muy perjudicial para la autonomía territorial y los medios de vida tradicionales de la población local. Por último, esta degradación afecta a territorios ancestrales a los que los pueblos están profundamente apegados y vinculados cultural y espiritualmente.
  • • No respeta los derechos fundamentales de las poblaciones indígenas, en particular el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) : EDF ha sido acusada de violación de los derechos humanos en México por no realizar una consulta "libre, previa e informada" a las poblaciones indígenas antes del proyecto eólico.
  • • Apoyándose en una privatización ilegal de las tierras e ignorando el carácter comunal del territorio : al aprovechar el vacío legal que rodea la privatización de las tierras del istmo, EDF viola una de las reglas clave en torno a las cuales se organiza la vida de las poblaciones indígenas, a saber, el carácter comunal (común, sin propiedad privada) de las tierras sobre las que cada habitante tiene el mismo derecho. Esto exacerba los conflictos locales, fomenta la violencia contra los opositores al proyecto y acelera la desintegración del tejido social.

Denunciamos hoy las prácticas extractivistas y violentas del grupo EDF, del que el Estado francés es accionista mayoritario. No podemos apoyar una transición ecológica que se basa en la explotación desenfrenada de la naturaleza y el despojo de los pueblos indígenas ; una transición ecológica que perpetúa el colonialismo estructural hacia los países del Sur y los pueblos indígenas.

Las organizaciones miembros de la Red Internacional de Solidaridad y Lucha Sindical reafirman que el Grupo EDF debe abandonar el proyecto de parque eólico Gunaa Sicarù en el Istmo de Tehuantepec.