Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


mercredi, 8 juillet 2020

 
 

 

En Brasil, Bolsonaro asume una posición criminal frente a la pandemia de Coronavirus

Accueil > Internacional > Américas > En Brasil, Bolsonaro asume una posición (...)

¡Es necesario y posible defender vidas, trabajos y derechos !

El 25 de febrero, Brasil registró el primer caso de infección con el nuevo Coronavirus.

Desde entonces, hemos sufrido un número creciente de nuevas infecciones y muertes.

Lo peor de todo es que el gobierno de Bolsonaro ha adoptado medidas terribles, que van en contra de las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud, y ha beneficiado a empleadores y empresarios.

Bolsonaro defendió, en un comunicado de la red abierta de radio y televisión, el fin de las principales medidas preventivas contra Covid-19.

El presidente de ultraderecha defendió la suspensión de la cuarentena decretada en las escuelas, las empresas y las restricciones sobre el hacinamiento y el encierro social.

La posición de Bolsonaro no tiene base científica o técnica. Con el falso argumento de que es necesario contener el "pánico y la histeria", en la práctica, guió a la red nacional que la población debe dejar de cuidar para evitar la proliferación del coronavirus, que ya ha matado a unas 25 mil personas en todo el mundo.

En Brasil, hasta la tarde del 27 de marzo, el número oficial de muertes es de 77 personas y superó los 3 mil infectados.

Vale la pena señalar, sin embargo, que estos números no se informan según varios expertos. Según uno de los neumólogos más experimentados en Brasil, de Fiocruz, Margareth Dalcomo, muchas personas asesinadas por Coronavirus en el sistema de salud pública no reciben el diagnóstico.

Para CSP-Conlutas, los ricos que dicen que es necesario elegir entre salvar vidas o salvar la economía y el empleo mienten descaradamente. Porque la política de Bolsonaro y los empresarios no es garantizar empleos, sobre todo porque las medidas que defienden son despedir y reducir los derechos. Solo quieren defender sus ganancias a costa de la muerte de miles de personas y los ataques a las condiciones de vida.

Es necesario prohibir los despidos, decretar la estabilidad laboral, proteger los salarios y los derechos, garantizar los ingresos de los trabajadores informales, extender el seguro de desempleo, financiar a los pequeños comerciantes y empresarios, la producción planificada de la producción para la fabricación de productos, medicamentos y equipos para combatir la pandemia, entre otros. Solo administre los recursos del país en defensa de la vida, el empleo, no las ganancias.

CSP-Conlutas y sus entidades afiliadas han seguido un programa en defensa de la clase trabajadora, exigiendo la estabilidad laboral de las empresas y los gobiernos y no eliminando los derechos de los trabajadores.

Los movimientos populares vinculados a la Central también lanzaron un programa específico para quienes viven en ocupaciones y en las afueras, que ante esta epidemia, serán los más afectados, con la falta de saneamiento básico y estructura en estos lugares.

Este sistema debe ser detenido. Los trabajadores deben tomar su lugar en esta lucha. Quedémonos en casa, no trabajemos, detengan el país. El capitalismo es irracional. ¡Un sistema que no garantiza la vida de los niños y los ancianos merece morir ! Fuera de Bolsonaro y Mourão.