Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


lundi, 3 août 2020

 
 

 

Moción de solidaridad a los trabajadores de la Embraer

Accueil > Moções > Moción de solidaridad a los trabajadores de la (...)

Los días 24 y 25 de setiembre, la tropa de choque de la policía militar del Estado
de San Pablo protagonizó escenas de violencia contra trabajadores de la
Embraer, con el fin de ayudar a Embraer/Boeing a acabar con la huelga de los
trabajadores.

Convocado por la Embraer, el Estado utilizó los métodos vistos en épocas
dictatoriales para desmovilizar a los metalúrgicos. El segundo día de huelga (25
de setiembre), policías enmascarados realizaron un “corredor polaco” para que
los trabajadores pasasen. El malestar de quien entraba era evidente.
También se empleó de violencia policial contra sindicalistas que estaban en la
organización del movimiento. Como muestran imágenes grabadas en el lugar, el
director del Sindicato, Alex da Silva Gomes, fue agredido por la PM, incluso
cuando ya estaba caído en el piso.

Frente a la truculencia de la policía, los trabajadores suspendieron la huelga,
pero van a mantener la movilización. Aun cuando no haya sido de hecho vendida,
la Embraer ya sigue la política antisindical y represora adoptada por la Boeing.
Una postura que muestra lo que vendrá por delante.

La lucha de los metalúrgicos de la Embraer es por aumento real de salario y en
defensa de los derechos. Es, por lo tanto, una lucha legítima y merece toda
solidaridad de las entidades de clase y de la sociedad civil organizada. La
Campaña Salarial del gremio solo incumbe al Sindicato, los trabajadores y la
empresa. Nunca será un caso de policía.

En este sentido, es preciso también denunciar la intransigencia de la dirección de
la Embraer en las negociaciones. Hace cuatro años, la fábrica no aplica aumento
real a los salarios. La empresa insiste en quitar derechos históricos de los
trabajadores, conquistados en mucha lucha.

Frente a este escenario, es preciso repudiar el comportamiento de la Embraer,
que utiliza la violencia policial para atacar un movimiento huelguista legítimo. Y
también repudiar la práctica antisindical de la empresa, que al servicio de la
norteamericana Boeing busca profundizar la explotación de los trabajadores con
despidos y quite de derechos.

- ¡No a la venta de la Embraer para Boeing !
- ¡Repudio a la represión policial !
- ¡No a la actitud antisindical de la Embraer ! ¡Por el derecho de huelga y la libre
organización de los trabajadores !