Red Internacional de Solidariedad y de Luchas


Domingo, 24 de enero de 2021

 
 

 

PALESTINA | Contra la esclavitud

Portada del sitio > Internacional > Asia > PALESTINA | Contra la esclavitud

La mayor parte de los trabajadores de la planta de filtración de agua de Yamit se han declarado en huelga desde el día 1 de enero de 2021, con el fin de obtener unas condiciones laborales dignas. La planta está ubicada en una de las 19 zonas industriales ilegales que Israel mantiene en la Cisjordania ocupada, la de Nitzanei Shalom, cerca de la ciudad palestina de Tulkarm. Los huelguistas piden que se les trate como seres humanos, no como esclavos.

Sus demandas son las siguientes, en base a un acuerdo que habían negociado en Noviembre de 2020 después de otra huelga de 20 días:
-  Medidas de protección, salud y seguridad en el trabajo, en particular en el contexto de la pandemia de COVID-19
-  Bajas y vacaciones remuneradas en igualdad de condiciones que los trabajadores israelíes
-  Aumentos salariales y fondos de pensiones que aseguren el mantenimiento de las contribuciones hasta la jubilación.

La compañía se ha negado a responder a estas reivindicaciones. En lugar de aumentar los salarios de los trabajadores como se había estipulado en el acuerdo, los ha bajado y amenaza con despedir a cualquier trabajador que secunde la protesta.

La Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas manifiesta su solidaridad con la lucha de los trabajadores palestinos de la planta de Yamit, con Maan y con New Unions. La discriminación contra los trabajadores palestinos es una constante con la política israelí de ocupación y de apartheid, y es aún peor en los territorios ocupados en 1967, en los que prácticamente no rige la ley. En este caso en particular, cabe añadir que la zona de Nitzanei Shalom alberga fábricas químicas israelíes que producen basura y emisiones contaminantes que están arruinando las tierras agrícolas circundantes, las aguas subterráneas, la atmósfera, y que están causando un incremento de las enfermedades respiratorias, las infecciones oculares y el cáncer entre la población palestina.

Más allá de declaraciones de principios, la comunidad internacional y la Organización Internacional del Trabajo deben presionar a las autoridades israelíes y a la dirección de la fábrica de Yamit para que respeten los acuerdos negociados, la legislación laboral, los derechos fundamentales de los palestinos y la legislación internacional. La compañía israelí Yamit, que produce fundamentalmente filtros, y su socia, Nefatin, que produce equipamiento de riego, no podrían continuar funcionando y cometiendo estos crímenes sin distribuir su producción a nivel internacional (véase, por ejemplo, el siguiente listado: https://www.yamit-f.com/reference/). La Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Lucha pide a las confederaciones sindicales y a los sindicatos de estas compañías que presionen a sus directivas, a las municipalidades y a las redes de distribución para que pongan fin a estas colaboraciones mientras Yamit no respete los términos del acuerdo negociado en Noviembre de 2020.

Queremos recordar, además, que la planta de Yamit está situada en un territorio palestino ocupado militarmente y que esa actividad comercial está prohibida y es ilegal bajo la legislación internacional. A pesar de que muchos no tienen más remedio que trabajar en estas plantas, el pueblo palestino llama a la comunidad internacional a boicotear los productos de las plantas de Yamit y Netafim, los filtros y los productos de irrigación, con el fin último de desmantelar el sistema israelí de apartheid. Este es el objetivo que persigue la campaña palestina por el boicot, las desinversiones y las sanciones (BDS) y que la Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas apoya.