Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


jeudi, 17 octobre 2019

 
 

 

SUDÁN | Apoyo a la convocatoria de huelga general

Accueil > Mociones > SUDÁN | Apoyo a la convocatoria de huelga (...)

La Red Sindical Internacional de solidaridad y de luchas expresa su apoyo total a esta convocatoria de huelga general en Sudán

Tras cinco meses de manifestaciones en las calles y siete semanas de sentadas masivas delante del cuartel general de la aramada, Sudán está a punto de convocar una gran huelga general. Se va a convocar a sectores de la sociedad civil, del gobierno y de las empresas para que firmen y den su aprobación a la convocatoria a consecuencia del fracaso de las recientes negociaciones con el Consejo militar de transición de Sudán.

Estamos contentos con la revolución sudanesa que ha comenzado el 19 de diciembre de 2018 y que ha estallado tras 30 años de dictadura y genocidio contra Darfur, las montañas del Nilo Azul y Nubia.

Desde diciembre de 2018 la diáspora sudanesa se ha movilizado por todo el mundo : en el Reino Unido, en Francia, en Bélgica…

El genocidio en Sudán ha matado a 500 000 personas (según la ONU) y ha provocado la creación de 2, 5 millones de refugiados en Sudán y de un centenar de campos de refugiados. El viejo dictador Omar Al-Bashir y otros cargos están en busca y captura por el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra a partir de 2009.

Al-Bashir había aniquilado la economía y la sociedad hasta tal punto que todo Sudán (un país del tamaño de la India) había provocado el levantamiento contra la subida de precios de los productos alimenticios. El precio del pan había continuado en aumento cada día y la sociedad ya no podía vivir con los recursos de antes.

Ha habido manifestaciones en todo Sudán, pero el 6 de abril había unas 100 personas en las calles cercanas al cuartel general de las fuerzas armadas. Este número pasó a ser de 1000 personas y más tarde, de 10 000, además de que los manifestantes se han unido a la ocupación en todo el territorio sudanés, incluido Darfur y Atbara, una famosa ciudad obrera. El primer sindicato de trabajores de África nació aquí hace 50
años (los ferroviarios).

Las fuerzas de reacción rápida han atacado la ocupación con artillería pesada, y los mandos inferiores et intermedios de las fuerzas armadas han ido a proteger la ocupación utilizando concretamente carros de combate.

La revolución ha conseguido deshacerse de Al- Bashir el 11 de abril. Ha sido vencido porque 100 000 sudaneses inundaron las calles organizados por médicos, docentes e ingenieros. Decenas de personas fueron asesinadas.

Sin embargo, la reivindicación central de la revolución es la de establecer un gobierno civil y no militar, y el final del régimen. Sin embargo, el 11 de abril, el Consejo militar de transición tomó el relevo. La ocupación continúa ya que la revolución no acepta un gobierno militar.

Cada vez más sindicatos obreros han empezado a organizar huelgas que exigen el fin del régimen y el establecimiento de un gobierno civil, mientras las negociaciones continúan y algunas de las principales fuerzas de libertad y de cambio parecen llegar a acuerdos por un gobierno militar civil mixto. Sin embargo, también existen llamamientos a los trabajadores para una huega general que consiga deshacerse de todas las fuerzas armadas del gobierno y del antiguo régimen.

Los trabajadores están actuando unidos como clase para que el cambio se sé y están ganando la batalla. Mientras todos los sindicatos siguen siendo ilegales, los trabajadores se están levantando en contra de esta situación en la que se había atacado y roto sus sindicatos. Durante la revolución, los obreros del puerto han comenzado una huelga contra la privatización (Al-Bashir lo vendió a Gatar) y por los empleos estables e indefinidos. Los trabajadores del sector eléctrico han sido atacados por las fuerzas de seguridad gubernamentales por haber hecho huelga.
Además, los mineros del oro y otros han seguido una huelga para obtener un salario adecuado, empleos y mejores condiciones laborales.

Desde el movimiento sindical nos congratulamos por la revolución y apoyamos las reivindaciones acerca del gobierno civil.

Hablamos de solidaridad con la revolución, con las acciones llevadas a cabo por los trabajadores y con la preparación de la huelga general, así como con todos los sindicatos, incluídos los de los trabajadores del Estado.

Sudán pertenece a los Sudaneses y solo ellos pueden lograr la igualdad de derechos para todos.