Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


lundi, 3 août 2020

 
 

 

SUIZA | Alianza de Sindicatos de Base SYNDIBAS : declaración de principios

Accueil > Internacional > Europa > SUIZA | Alianza de Sindicatos de Base (...)

La Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas informa sobre la creación de esta alianza de sindicatos de base, que apoyamos y que incluye sindicatos miembros de la Red.

Hacemos pública nuestra declaración de principios en estos tiempos de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. Esta pandemia ha segado millares de vidas, muchas de personas mayores y jubiladas. Golpea con fuerza particular a las clases trabajadoras y al mundo del trabajo.

Este periodo, cuyo fin aún no entrevemos a pesar de las declaraciones oficiales que inundan el estado de sitio mediático, se mantendrá como un hito en nuestra memoria colectiva. Este año de 2020 ha puesto al descubierto los engaños de estas minorías privilegiadas, de estas élites políticas, económicas y financieras. Todas las manifestaciones de la ideología neoliberal que pretenden garantizar la prosperidad, el progreso y el bienestar se han revelado como ilusiones tan miserables como espectaculares. A pesar de ello, la dureza de estos tiempos no detendrá nuestra lucha.

Somos SYNDIBASA, Alianza de sindicatos de base. Queremos federar a sindicatos de base y organizaciones que intervienen en el mundo del trabajo, desde sus diferentes situaciones y condicionantes. Se trata de conjugar, junto con una acción sindical combativa y de defensa propiamente dicha, los elementos de la acción popular, teniendo en cuenta realidades nuevas como, en particular, la precariedad y el desempleo estructural.

Queremos unir fuerzas, mantener nuestra solidaridad, desarrollar mecanismos para acrecentar nuestra fuerza común y, con nuestra intervención, construir una correlación de fuerzas que mejore las condiciones de vida y de trabajo, extendiendo el movimiento emancipador y contribuyendo así a transformar la sociedad.

Constituimos una ruptura con el sindicalismo institucional de la paz laboral, que impide que la clase trabajadora se defienda y se construya como fuerza para imponer sus reivindicaciones y hacer que las cosas avancen. El sindicalismo de la paz laboral se caracteriza, además, por la preeminencia de sus aparatos burocráticos por encima de la actividad militante y de las organizaciones de base, aceptando acríticamente el orden dominante y sometiéndose al capitalismo y a sus estrategias. El ejemplo más flagrante de esta deriva es sin duda la negociación de colectivos sin movilización y sin la construcción de una posición de fuerza, que solo conducen al deterioro de unos marcos legales que son ya de por sí bastante malos para la clase trabajadora. Satisfacen así las demandas de las centrales patronales a cambio de una aportación financiera para los aparatos sindicales firmantes de estos convenios colectivos (CCT) acomodaticios, a través de las contribuciones profesionales que se extraen de los trabajadores y trabajadoras cuyos intereses se venden al tiempo que se les expolia.

Queremos una organización de trabajadores y trabajadoras realmente independiente de la patronal, de los centros de poder que administran el sistema, de las instituciones y de los partidos políticos. Una organización que actúe desde la autonomía de la clase trabajadora y, en general, del bloque popular.

Entendemos que con esta alianza realizamos una contribución a la organización de base para el desarrollo de la acción de los trabajadores y las trabajadoras, según el principio de que no podemos delegar en otros la lucha para mejorar nuestra situación, cambiar las cosas, avanzar hacia la emancipación social.

Creemos que para construir un sindicalismo, y de manera más amplia una organización para el bloque social que representa la clase trabajadora, alternativa a las prácticas y a las estrategias del sindicalismo institucional de la paz laboral, que no nos asegure las labores de defensa y protección el mundo laboral y que ha renunciado a todo proyecto de transformación social. Nos apoyamos en la acción popular y directa como elemento de organización y de construcción de una correlación de fuerzas y de progresos.

Queremos un sindicalismo y una organización general del trabajo federal, abierta a todos los colectivos y a todas las personas militantes que compartan nuestras prácticas y nuestros objetivos de lucha.

En la movilización, la organización y la intervención en las tareas, desde las más cotidianas y modestas hasta las luchas de mayor envergadura, queremos que se potencie la dimensión de transformación social, de avance hacia la emancipación.

Paso a paso, comenzando por lo cotidiano y lo más inmediato, combatimos el modelo de desarrollo económico, social y político fundado sobre la hegemonía de las finanzas, del beneficio económico y de la competitividad, pero también el expolio ecológico y la desigualdad impuesta a las mujeres y a los grupos sociales dominados.

Toda nuestra lucha tiende a conjugar la mejora inmediata de las condiciones de vida, de trabajo y de libertad con un movimiento generalizado por la democratización, la igualdad y la reapropiación social de la riqueza que resulta de la actividad común de la humanidad.

Nuestra alianza, SYNDIBASA, tiene presente la amenaza que representa el calentamiento climático. A través de nuestras luchas y de nuestra reflexión, queremos aportar nuestra contribución a la movilización para que las autoridades políticas y el Consejo Federal declaren el estado de urgencia climática. El estado de urgencia es la primera etapa. Sin ella, nada puede cambiar.

Las medidas contra el calentamiento global no deberían llevar a que los trabajadores y las trabajadoras paguen la factura de los cambios que se deben imponer en esta economía globalizada. Para evitar que esto conlleve la pauperización, el empobrecimiento y el desempleo masivos, el poder político y el Consejo Federal deberán utilizar los beneficios de la Banca nacional, decretar un impuesto sobre el CO2 e introducir un nuevo impuesto para restructurar la industria, los transportes y la construcción. El dinero recaudado mediante estas medidas fiscales deberá redirigirse a las actividades más afectadas por la restructuración.

1 de mayo de 2020

ART-IE – Association Romande des travailleurs/euses de l’Installation Electrique
FAU Bern – Freie ArbeiterInnen Union
Fédération syndicale SUD
Gewerkschaft Basis 21
IGA Interprofessionelle Gewerkschaft der ArbeiterInnen
SAP – Syndicat Autonome des Postiers