Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


mardi, 15 juin 2021

 
 

 

Solidaridad con la huelga de hambre de Cesare Battisti

Accueil > Internacional > Europa > Solidaridad con la huelga de hambre de Cesare (...)

El activista Cesare Battisti fue condenado a prisión perpetua en régimen de estricto aislamiento por su participación en la lucha armada en los años setenta, cuando participó en los conflictos con las organizaciones paramilitares de la extrema derecha en un periodo de grandes luchas sociales y obreras en Italia.

Cesare fue apresado en Bolivia y deportado ilegalmente a Italia en enero de 2019, en lo que constituyó un triste episodio de persecución política en el que la entrega del trofeo que representaba Battisti a los italianos se unió a la sumisión del gobierno boliviano de Evo Morales a los intereses de la ultraderecha brasileña de Bolsonaro y de la italiana de Salvini. Battisti se había estado enfrentando a la injusta rigidez del sistema penal italiano.

Lejos de sus familiares y privado de contactos sociales, Cesare pasó los primeros meses en la prisión de máxima seguridad de Oristano, en Cerdeña, para ser luego transferido a la prisión de Rossano, en Calabria, también de máxima seguridad y donde se encuentra a día de hoy. Durante este periodo, el activista italiano ha recibido un trato carcelario indigno e inhumano desde el punto de vista de su salud física y mental. Sufre una dolencia hepática y una insuficiencia respiratoria para las que carece de la adecuada atención sanitaria, y se le priva además de tomar el sol. Se le confiscan arbitrariamente textos literarios, se ignoran sistemáticamente sus reclamaciones y no le son concedidos objetos de diversa utilidad e instrumentos de trabajo previstos por el propio sistema penitenciario.

Con una edad actual de 66 años, Cesare Battisti describe su ala de seguridad máxima en la prisión de Rossano como una tumba.

Todo esto constituye una grave violación de los derechos humanos. Por ello, en propuesta y como forma de lucha para que sus reivindicaciones más elementales sean consideradas, Battisti anunció una huelga de hambre desde el pasado 2 de junio.

Es necesario que se atienda con urgencia la solicitud de Cesare para que sea transferido a otra prisión, así como para que se desclasifique el AS2, de acuerdo con la decisión del Tribunal de Assis de Milán :

• Para que tenga acceso a un encarcelamiento mínimamente digno y humano
• En una prisión geográficamente cercana a Roma, donde vive su familia
• Donde, sin que se lo impida el AS2, pueda desarrollar actividades comunes y sociales con otros prisioneros, lo que actualmente se le impide en Calabria

La Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas y sus sindicatos y organizaciones aliadas reclaman que se atienda a las reivindicaciones de Cesare Battisti, para que sea transferido a una prisión que facilite su relación con sus familiares y con organismos externos, conforme se prevé en el ordenamiento jurídico, para que pueda desarrollar relaciones profesionales, alcanzando un sustento, su reintegración y la lucha por la plena conquista de su libertad, que tenga acceso a condiciones de encarcelamiento conformes a las normativas internacionales en materia de derechos humanos y que se revise su encuadramiento en el régimen de Alta Seguridad 2 – para terroristas – toda vez que las condiciones de riesgo que lo justificarían no existen.
No se explica, como no sea por motivo de odio y de venganza, la rigidez con la que se mantiene a Cesare Battisti, imputado por hechos que tuvieron lugar hace más de 40 años y en un contexto histórico, político y social muy diferente del que ahora vive el país. No se explica que a día de hoy sea aún considerado como peligroso, clasificado en un régimen de alta vigilancia y tratado como un terrotista.

• Todo nuestro apoyo y solidaridad con la huelga de hambre de Cesare Battisti
• Sus reivindicaciones deben ser consideradas
• Rechazamos los malos tratos en las prisiones italianas
• ¡Libertad para Cesare !